miércoles, 14 de enero de 2009

LECTORES


Siempre que alguien me pregunta, ¿cómo hacer para que mis sobrinos lean? Yo les respondo que no hay formula mágica. La única solución es mirar que clase de referentes lectores tienen los mencionados sobrinos, en el entorno familiar o social. Ahí esta la solución a gran parte del problema de las ganas de leer en los niños y niñas y jóvenes de este país. Sí tus primeros referentes que son tus padres leen, eso te atrae por que ellos son nuestros primeros héroes. Y si de ñapa tu tío o tía mas queridos también les gusta la lectura, estas con todo unos referentes activos, en cuanto a la lectura y las ganas de aprender, por que con las historias que ellos te cuenten tú estarás fascinado de ver y escuchar como te narran cosas tan maravillosas para que tú aprendas y te entusiasmes por la lectura. Esos son lectores activos y así entusiasmas al niño o a la jovencita para que lean. Pero sí por el contrario el niño y la niña o los jóvenes no tienen esos familiares como referente lectores activos, si no que son pasivos, y no le gusta compartir sus lecturas con sus herederos lectores, entonces su pasividad forma un nudo gordiano para poder romper. De modo que el gusto por la lectura depende mucho del entorno familiar, así de simple.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido, es un placer ecibir sus comentarios.

Compartir

Share/Save/Bookmark
Se ha producido un error en este gadget.