viernes, 12 de abril de 2013

Maestro y narrador.

En la Biblioteca de la Agencia Española de Cooperación Internacional, se realizó una tertulia entre estudiantes de la Institución Técnica Agropecuaria la Buena Esperanza de Turbaco Bolívar, y el  periodista, escritor, narrador don Juan Gossain, como todos en Colombia lo llaman. Compartió no solo con los y las niñas del plantel educativo, si no, con varios de los asistentes al evento. En  la alianza  entre La Corporación Cultural La Carreta Literaria ¡Leamos! Y la Institución Educativa Técnica Agropecuaria la Buena Esperanza de Turbaco Bolívar, tenemos este programa piloto de referentes  lectores el cual lleva el nombre de "La Esperanza es Leer, La Carreta es el Placer" para que los y las estudiantes compartan con los y las referentes culturales que como don Juan nos apoyen con una o dos horas de su tiempo. Esto los y las ayuda a recibir un mensaje muy directo y contundente sobre la importancia de la Educación. Que es donde esta la almendra del problema. Si logramos que muchos y muchas referentes culturales se unan a nuestro objetivo, seguro que ayudaremos a muchos Maestros y Maestras a formar mejores Mujeres y Hombres de bien.  

lunes, 1 de abril de 2013

Jugar a leer.


Con estas 3 niñas y 2 niños, estamos realizando un proyecto a largo plazo. Que consiste en prestarle los libros de cuentos infantiles para que jueguen  a leer, en los tiempos que ellas y ellos  quieran, de forma espontánea. Para La Carreta Literaria ¡Leamos! Es un proceso de muchas horas y de paciencia, y con este proyecto de Jugar a leer queremos demostrar que solo cuando se da la libertad  al lector o lectora,  para que dispongan del libro como una herramienta de verdadero entretenimiento, tenemos la posibilidad de ir formando lectoras y lectores para el futuro. Aquí después de cada lectura no los atormentamos con preguntas de todo tipo sobre lo leído. Solo le preguntamos si quiere leer más, y si la respuesta es afirmativa, le prestamos otro libro. La señorita que esta leyendo es la acompañante de la niña que esta sentada a su derecha, y me contó que nunca le había tocado una  tarea tan amena como la de este taller de lectura en voz alta. Quedo sorprendida y a la orden para hacer más talleres  con niñas y niños que quieran tener una lectora como ella, con mucho carisma y pasión para la lectura en voz alta. Solo iba con la niña al parque para echarle maíz  a las palomas, pero como la madre de la niña ya le había leído en La Carreta, cuando ella se encontró con las demás niñas, le pidieron el favor que les leyera un cuento, que se convirtió en más de una hora de leer varios cuento infantiles.




Compartir

Share/Save/Bookmark
Se ha producido un error en este gadget.